Pronatura es una organización civil mexicana sin fines de lucro. Para cumplir con nuestra misión trabajamos con un enfoque regional, que a su vez se integra en una visión nacional a través de 6 oficinas de representación (Regiones: Noroeste, Noreste, Centro de México, Sur, Veracruz y Península de Yucatán).

NUESTRA MISIÓN

Conservar la flora, la fauna y los ecosistemas prioritarios, promoviendo el desarrollo de la sociedad en armonía con la Naturaleza.

Pronatura Península de Yucatán, A.C. (PPY), surge en 1987 como el capítulo regional de Pronatura, A.C. A partir de 1990 se funda como una Asociación Civil independiente administrativamente. A partir de 2009 se afilia junto con las 6 representaciones de Pronatura en el país a la Federación Pronatura, A.C. PPY cuenta con un Consejo Directivo integrado por 32 miembros, incluyendo un presidente, 3 vicepresidentes, un tesorero y vocales. Además, contamos con un equipo técnico de más de 20 profesionales que incluye la dirección ejecutiva, coordinaciones de área, responsables y auxiliares de proyecto, especializados en las áreas de la geografía, antropología, biología, geografía, administración e ingeniería.

NUESTRA VISIÓN

PPY consolidará diversas modalidades de conservación y uso sustentable de los recursos naturales en áreas prioritarias de la península de Yucatán, promoviendo la integridad de los ecosistemas, de los bienes y de los servicios ambientales que proveen.

NUESTROS OBJETIVOS

  1. Biodiversidad y servicios ambientales asociados
    • Conservar ecosistemas representativos, sus especies y sus funciones, en áreas de alta biodiversidad dentro y fuera de Áreas Naturales Protegidas, a través de diferentes esquemas.
  2. Transversalidad en política ambiental
    • Promover la incorporación e instrumentación de criterios ambientales en las políticas públicas y su operatividad en diferentes niveles de gestión.
    • Dar énfasis en la planificación y construcción de infraestructura y de subsidios canalizados en zonas de alta biodiversidad dentro y fuera de áreas naturales protegidas.
  3. Buenas prácticas ambientales en las actividades económicas
    • Promover la generación e implementación de buenas prácticas ambientales que lleven a un desarrollo económico y social respetuoso del medio ambiente utilizando procesos, técnicas y tecnologías disponibles, a través de las cuales se pueden evitar, mitigar y minimizar los impactos ambientales y sociales negativos, además de impulsar la viabilidad económica en el largo plazo.

Trabajamos a través de la colaboración con comunidades locales, autoridades y otras organizaciones afines nacionales e internacionales, con base en métodos técnicos y científicos para realizar acciones de conservación.