La península de Yucatán vital para las aves migratorias neotropicales

Cada año cerca de 150 especies de aves migratorias neotropicales visitan la península de Yucatán, algunas de ellas encuentran aquí las condiciones necesarias para alimentarse y pasar el invierno. 
Durante cerca de 10 meses (desde mediados de julio hasta mayo), los ambientes de la península se van colmando poco a poco de estas aves; los humedales costeros albergan especies como el Patamarilla Menor (Lesser Yellowlegs/Tringa flavipes), mientras que los mosaicos de selvas sirven de refugio a especies como el Colorín Sietecolores (Painted bunting/Passerina ciris).
Tringa flavipes. Foto: E. Gómez
Passerina ciris. Foto: E. Gómez

Otras especies tienen en los ecosistemas de la península de Yucatán sitios de paso y descanso en el seguimiento de sus rutas migratorias, ya que pasan el invierno en Sudamérica, por lo que solo se les observa principalmente entre los meses de septiembre a noviembre durante su ruta de migración norte-sur y de abril a mayo en la ruta sur-norte.  

La salud de los humedales y mosaico de selvas de la península de Yucatán son clave para la sobrevivencia de las aves residentes y migratorias. 

Despedimos ahora a las aves que emprenden su vuelo de regreso a sus zonas de reproducción en el norte del continente, esperando poder disfrutar de su compañía de nuevo en breve.

Triga semipalmata. Foto E. Gómez

No hay comentarios:

Publicar un comentario